La Comisión Europea amplia la lista de países sospechosos de blanqueo

“Las normas más estrictas del mundo contra el bloqueo de capitales”. Así calificaba la Comisaria de Justicia europea, Vera Jourová, el reglamento aprobado por la Comisión en el que se publica una nueva lista con los terceros países con “alto riesgo” de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo. En concreto son 23 países entre los que se han incluido Arabia Saudí, Panamá, Irán o Túnez. Según Jourová, el objetivo es proteger los intereses financieros del bloque comunitario y es el resultado de un proceso “sólido, objetivo y técnico basado en un análisis claro de los criterios establecidos en la quinta directiva contra el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo”.

El texto incluye los doce países identificados por el Grupo de Acción Financiera Contra el Blanqueo de Capitales (FATF), que son Bahamas, Botswana, Corea del Norte, Etiopía, Ghana, Irán, Pakistán, Siri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago, Túnez y Yemen. 

A estos países se les suman otros once identificados por la Comisión Europea bajo sus propios criterios. Son Afganistán, Samoa Americana, Guam, Irak, Libia, Nigeria, Panamá, Puerto Rico, Samoa, Arabia Saudí e Islas Vírgenes Americanas.

En palabras de Vera Jourová se trata de las normas más estrictas del mundo contra el bloqueo de capitales.

Para la comisaría europea, “estar en esta lista significa que hemos concluido que hacer transacciones financieras y bancarias con estos países podría exponer al sistema financiero europeo a altos riesgos sobre lavado de dinero y financiación del terrorismo”. Por este motivo, entre otras medidas, a partir de ahora, se requerirá a los bancos y otras entidades aplicar comprobaciones más estrictas en las operaciones con estos países. En los estados señalados los bancos y demás entidades sujetas a las normas contra el blanqueo de capitales de la Unión Europea deberán aplicar una serie de controles reforzados sobre operaciones en las que participen clientes e instituciones financieras de estos terceros países de alto riesgo, a fin de mejorar la detección de cualquier flujo monetario sospechoso. “Tenemos que cercionarnos de que el dinero negro de otros países no acabe accediendo a nuestro sistema financiero”, asegura la titular de justicia europea.

La lista aprobada este miércoles por la Comisión se enmarca en un Reglamento Delegado que ahora se presentará al Parlamento Europeo y al Consejo para su aprobación en el plazo de un mes, con una posible prórroga de un mes adicional. Una vez aprobado, el Reglamento Delegado se publicará en el Diario Oficial y entrará en vigor a los 20 días de su publicación. Entre los criterios utilizados por Bruselas se encuentran las deficiencias estratégicas en la lucha contra el blanqueo de dinero o la financiación del terrorismo, la persecución legal de estas actividades, los poderes y competencias de las autoridades nacionales o el intercambio de información sobre la verdadera identidad de los propietarios de empresas y fondos.

La comisaria checa, que ha presentado este listado en rueda de prensa, ha aprovechado para mandar un mensaje a todos los países de la lista: “Esto es una invitación para atajar vuestras debilidades y mis puertas están abiertas como lo han estado desde el principio de este ejercicio. Mi objetivo no es hacer una lista por hacer una lista, mi objetivo es garantizar que tenemos socios seguros para las transacciones financieras”. También ha asegurado que “idealmente esta lista estará vacía en el futuro”. Para conseguirlo Bruselas seguirá trabajando con los países a los que se atribuyen deficiencias estratégicas en el Reglamento Delegado, colaborando especialmente en los criterios de retirada de la lista. La Comisión invita a estos países a introducir mejoras con el fin de preparar el camino hacia la posible retirada de la lista, una vez superadas las deficiencias estratégicas. 

Así mismo, la Comisión Europea hará un seguimiento de los progresos realizados por los países que figuran en la lista, seguirá supervisando los que ya an sido reexaminados e iniciará la evaluación de otros países, en consonancia con la metodología publicada. Además, actualizará esta lista y reflexionará sobre el refuerzo de su metodología donde lo aconseje la experiencia adquirida, con vistas a garantizar una identificación eficaz de los terceros países de alto riesgo y el seguimiento necesario.

Este listado es una paso más en la que es una de las grandes prioridades de la Comisión Juncker, la lucha contra el blanqueo de capitales. El marco regulador ya se vio considerablemente reforzado con la adopción de la cuarta Directiva Antiblanqueo, en vigor desde junio de 2015 y la quinta Directiva Antiblanqueo, en vigor desde el 9 de julio del pasado año. Esta quinta directiva amplía los criterios para la identificación de terceros países de alto riesgo e introduce, en particular, la disponibilidad de información sobre la titularidad real de sociedades. “Saber quienes son los verdaderos propietarios de compañías y fondos es una prioridad clave para nosotros pero desafortunadamente, todavía hay muchos países que no comparten esa información crucial para la Unión Europea”, subraya la responsable de justicia del ejecutivo comunitario. 

Vera Jourová destacó que algunos países incluidos en el documento ya han puesto en marcha “cambios importantes”, mientras que a otros “les llevará más tiempo”.

Doyoumedia

Add your Biographical Info and they will appear here.