Acuerdo entre el Ministerio y el Poder Judicial sobre los criterios empleados para medir la carga de trabajo

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial ha aprobado por unanimidad el acuerdo alcanzado con el Ministerio de Justicia sobre los criterios que se emplean para medir la carga de trabajo que puede soportar cada tipo de órgano judicial. La medición del número de asuntos que pueden soportar los juzgados y tribunales será uno de los indicadores que se tendrán en cuenta para crear nuevos órganos o aumentar el número de plazas judiciales.

Una planta judicial acorde a las necesidades reales

Los nuevos módulos de entrada de asuntos permitirán valorar la adecuación de la planta judicial a las necesidades reales y adoptar medidas tales como el aumento del número de órganos, el aumento del número de plazas judiciales o la aprobación de refuerzos y planes de urgencia.

La entrada en vigor de los nuevos módulos se producirá tras la firma en, en los próximos días, del acuerdo por el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, y la ministra de Justicia, Dolores Delgado.

El acuerdo alcanzado, en apenas tres meses, es fruto del trabajo conjunto del equipo ministerial, del servicio de Inspección del CGPJ, así como de varios vocales del órgano de gobierno de los jueces. Se trata de la primera vez en 15 años que se actualizan las cargas de entrada de asuntos en los órganos judiciales. El acuerdo entre ambas instituciones contemplará un sistema de revisión cada cinco años.

Los módulos actualmente vigentes fueron establecidos en 2003. El tiempo transcurrido desde entonces, así como la variación que se ha producido en las cargas de trabajo, como consecuencia de las reformas legislativas y de las desviaciones derivadas de la entrada de determinados tipos de asuntos, como las relacionadas con las cláusulas abusivas, han hecho necesaria su actualización.

Los nuevos módulos se han fijado a partir de los estudios que el Servicio de Inspección del CGPJ y los órganos competentes del Ministerio de Justicia han realizado sobre la entrada de asuntos en los diferentes órganos judiciales y su capacidad de resolución. También se han tenido en cuenta las medidas de refuerzo adoptadas, las situaciones de sobrecarga y las peticiones de creación de nuevas plazas realizadas por el CGPJ y por los Tribunales Superiores de Justicia.

El módulo de entrada de asuntos que se fija en el acuerdo es el módulo general para todo el conjunto nacional por cada tipo de órgano y será el principal instrumento de mediación empleado para determinar la carga de trabajo de los órganos jurisdiccionales. Pero no será el único, pues también podrán tenerse en cuenta otros criterios derivados de circunstancias concretas que afecten de forma puntual a un juzgado o tribunal. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando la realidad socioeconómica del partido judicial influye de forma permanente en el tipo de asuntos que ingresan en los juzgados.

La superación del módulo no conlleva más juzgados

La superación del módulo no conllevará, de forma automática, la obligación por parte del Ministerio de Justicia de crear nuevos órganos o la ampliación de las plazas judiciales, decisiones que dependerán de la disponibilidad presupuestaria tanto del Ministerio como de las Comunidades Autónomas con competencias transferidas. En cualquier caso, para la toma en consideración de la necesidad de crear nuevos órganos o plazas será necesaria la superación del módulo en más de un 30 por cien de media durante los cinco años anteriores.

Doyoumedia

Add your Biographical Info and they will appear here.